La paternidad es algo difícil de asumir. La vida cambia. La mayor parte del tiempo es un cambio para mejor, pero el proceso de adaptación a esta nueva realidad suele ser largo y complejo.

Adiós a nuestra rutina, a los domingos durmiendo hasta tarde, a quedarnos trabajando hasta la noche para ascender en la empresa y a la tranquilidad de sabernos responsables solo de nuestra propia integridad. Bienvenidos los biberones y pañales, los llantos en la madrugada y los grupos de WhatsApp del jardín infantil. Bienvenida la culpa de saberse un padre mediocre.

La banda chilena Varzol acaba de lanzar un single que podría transformarse en el soundtrack para los papás culposos. Se trata de “Piyaya”, una canción definida por el grupo como “una canción de cuna para padres” que ya está disponible en Spotify, iTunes, Apple Music, Tidal, Soundcloud y otros sistemas de streaming. Se trata del debut del dúo conformado por Francisca Díaz (bajo y guitarra) y Julio Zúñiga (guitarra, voz y baterías programadas) que ha cosechado críticas positivas principalmente por la temática de la canción.

¿De qué se trata “Piyaya”? Julio Zúñiga explica que la idea inicial era escribir una canción para su hija de 4 años. “Una canción de cuna. Pero luego me di cuenta que quien debería necesitar ayuda para dormir debería ser yo. Por trabajo, muchas veces descuidé a mis hijos y me perdí el momento de darles comida, acostarlos o bañarlos. Y algunos fines de semana he pasado tardes completas trabajando en vez de estar paseando con ellos”.

“Piyaya” aborda en clave rockera el deseo de una niña de compartir con su papá. Con sus palabras, algunas directamente mal pronunciadas, la pequeña detalla el momento en que se va a dormir y la ausencia de su padre en este momento especial. Y entre guitarras, bajo y batería, la niña recibe dosis de realidad sin perder la esperanza en que mañana las cosas cambien y su padre pueda compartir con ella un paseo o una historia de ogros y princesas. Y para que este cuento tenga un final feliz, el progenitor tendrá una forma de redimirse y de dormir tranquilo.

“Me pareció un tema contemporáneo, importante de tratar y del que no se ha hablado lo suficiente”, explica Zúñiga y añade que “las ciudades como Santiago y las sociedades como la chilena son particularmente hostiles con la vida familiar”. A su juicio, se valora el éxito económico, pero no se considera el costo que los padres y madres deben pagar para conseguirlo. Y por extensión, sus hijos.

Actualmente, la banda está trabajando en la grabación del segundo sencillo, “Que te vas”, y en la composición de lo que será su primer EP, el que debería salir a fines del 2018. Consultado si “Piyaya” marca la línea musical, lírica y temática de la banda, Zúñiga aseguró que no. “Creo que en esa canción dijimos lo que teníamos que decir por ahora. ‘Piyaya’ es una canción de amor, en cierto sentido. Y todavía nos queda hablar de otras formas de amor, incluido el des-amor”.

Escucha “Piyaya” en Spotify

“Piyaya” en vivo

Puedes seguir a la banda en…