Muchas veces, Internet parece solo un vertedero con lo peor del ser humano. Sin embargo, hay ocasiones en que también nos sorprende de manera genuina, con una belleza que vuelve a dar una esperanza de redención.

Un ejemplo de esto es el trabajo artístico del camboyano Visoth Kakvei.

Inspirado en su niñez y en la naturaleza, Visoth crea dibujos y mandalas únicos, hiperrealistas, tridimensionales y que parecen tener vida propia, gracias a uno que otro toque digital.

Gran parte de las creaciones las comparte en Instagram, donde tiene un ejército de más de un millón de encantados seguidores. Después de ver algunas de sus obras, seguramente, querrás unirte a la legión.

Una publicación compartida de Visothkakvei (@visothkakvei) el

Una publicación compartida de Visothkakvei (@visothkakvei) el

Una publicación compartida de Visothkakvei (@visothkakvei) el

Una publicación compartida de Visothkakvei (@visothkakvei) el

Una publicación compartida de Visothkakvei (@visothkakvei) el

Sobre El Autor

Dígale Licenciado. Quintanormalino, puentealtino, providenciano y cantabridgian.