Las generaciones actuales dirán que es Wonka. Específicamente, el Wonka Condescendiente, aquel que hace las preguntas más incómodas con aquella sonrisa irónica del que te cuestiona sabiendo que no tendrás respuesta.

Para el resto de nosotros, para los que pasamos la barrera de los 40 y 50 años, Gene Wilder es una especie de leyenda en la historia del cine y la televisión occidental. Y aunque también dio sus pasos en el drama, probablemente su paso por este valle de lágrimas será recordado por personificar a adorables rufianes y tontos infieles capaces de sacarnos una carcajada.

El popular cómico estadounidense, nacido como Jerome Silberman, falleció a los 83 años debido a las complicaciones de un alzhéimer que lo traía sufriendo desde hace tres años. Y en un año de pérdidas dolorosas para el mundo del espectáculo, nos despedimos del hombre de sonrisas eterna y ojos saltones recordando cinco de sus personajes inmortales.

 

1. Bernard en “Los Productores”

v07od3g6zdcbi1mu

Mel Brooks fue uno de los enormes favorecidos con el talento de Wilder. Y en “Los Productores”, el bueno de Gene se manda un papel de aquellos personificando a Leo Bloom, el fiel contador del fracasado productor de Broadway, Max Bialystock.

Juntos planean estafar a un grupo de personas vendiendo los derechos de una obra que va destinada al fracaso. “Primavera para Hitler” es su camino a llenarse los bolsillos de plata a costa de ingenuos inversionistas. Pero… ¿Y si la obra resulta ser un éxito?

 

2. Dr. Frankenstein en “El Joven Frankenstein”

young-frankenstein-3

Llevar el apellido Frankenstein no es para nada trivial. Particularmente para un descendiente estadounidense del famoso científico.

Dura tarea, sobre todo si eres el nieto, porque además de demostrar que no estás loco, debes hacerle honor al apellido y conocer la milenaria técnica de revivir a los muertos.

En esta película, Wilder además es co-guionista con Mel Brooks.

 

3. Teddy Pierce en “La Chica de Rojo”

rojo11

¿Qué pasa por la cabeza de un hombre que termina al borde de un edificio por seguir a la mujer de sus sueños?

A veces una mujer vestida de rojo puede ser el antídoto contra la rutina, una forma de sentirse vivo. Pero tiene consecuencias y Teddy Pierce, un hombre maduro y casado, lo aprendió muy bien cuando se enamoró de la joven modelo Charlotte.

Para los que ya éramos medianamente grandecitos en 1984, esta película marcó nuestras vidas. Desde luego, por el divertido personaje de Wilder, pero también por la despampanante Kelly Le Brock. Fue una revolución en las hormonas el verla en VHS.

 

4. Willy Wonka en “Willy Wonka y la fábrica de Chocolates”

willy

Antes de que Johnny Deep (actor) y Tim Burton (director) salieran al paso de la generación actual con “Charlie y la fábrica de Chocolates”, antes del nacimiento del meme, Gene Wilder (actor) y Mel Stuart (director) dejaron la vara altísima con “Willy Wonka y la fábrica de chocolates”.

En la primera aparición oficial de los Umpa Lumpas, Wilder se luce como el excéntrico dueño de la fábrica de chocolates más importante del mundo. Lleno de matices humorísticos, abundante en fantasía, este largometraje con tintes musicales es uno de los más recordados de la carrera del actor estadounidense.

5. Dr. Ross en “Todo lo que siempre quiso saber de sexo (y nunca se atrevió a preguntar)”

drross

Wilder aparece como el Dr. Ross en una de las siete historias de esta aclamada película de Woody Allen. Vaya combinación, de hecho: Allen y Wilder, probablemente dos de los más graciosos-pero-inteligentes comediantes gringos que se juntaron en la comedia de 1972.

En esta película, Ross es un médico que está tratando a una persona enamorada de una oveja. Algo lo suficientemente extraño para un tipo cuadrado como Ross, quien debe asumir que el bovino en cuestión tiene un atractivo magnético que no lo deja indiferente.

Un rol corto, pero avasallador.