¡Oh, no! La Tierra nuevamente está en peligro. No es por culpa de Trump ni el cambio climático. No, no, no… esta vez la amenaza es un apocalipsis robot. Los kaiju regresan con sed de destrucción y solo la valentía de los jaegers podrá salvarnos.

Sí, señores. Después de una larga espera Pacific Rim 2: Uprising entrega su primer adelanto antes de llegar a la pantalla grande. ¿El problema? Luego de mirarlo no sabemos muy bien cómo sentirnos.

Primero, la trama.

La película sigue los pasos de Jake (John Boyega), hijo del legendario piloto Jaeger, Stacker Pentecost (Idris Elba). Abandonado a actividades ilícitas, el maligno retorno de los kaiju lo hace repensar su vida e ir tras el legado de su padre para poder salvar a la humanidad de una extinción casi segura. A aquella misión se suman su hermana Mako Mori (Rinko Kikuchi), un piloto rival de nombre Lambert (Scott Eastwood) y una joven hacker de 15 años llamada Amara (Cailee Spaeny).

Nada mal con eso. Además, los robots se ven gloriosos. ¿Entonces? El asunto son las sensaciones.

Pacific Rim 2: Uprising no tendrá a Guillermo del Toro como director y la ausencia del mexicano se nota. Se siente más liviana, con menos carisma y con diálogos más ramplones. La primera cinta, además, tiene un tono más oscuro y que se pierde con la dirección de Steven S. DeKnight.

Hasta parece una película de Transformers de Michael Bay, lo que a estas alturas viene a ser una especie de insulto.

Ojalá nos equivoquemos.

El estreno de Pacific Rim 2: Uprising está programado para el próximo 23 de marzo.

¿Qué opinas del primer adelanto de Pacific Rim 2: Uprising? ¿Te hace ilusión o ya extrañas a Guillermo del Toro?