Uno de los más grandes villanos en la historia del cine es Ivan Drago, el boxeador soviético de pelo rubio, mirada fría y cuerpo de piedra que se carga a Apollo Creed en Rocky IV. ¿La noticia? 32 años después del estreno de la película, sus puños están de regreso y en la piel del mismo actor que los interpretó en ese entonces: Dolph Lundgren.

El anuncio lo hizo Sylvester Stallone, quien por estos días trabaja en el guión de Creed 2, la saga que creó después de haber estirado al máximo la carrera de Rocky sobre el ring.

Si bien no hay claridad en torno a la trama de la nueva cinta, es claro que Creed (hijo de Apollo) tendrá un encuentro con Ivan Drago, el hombre que mató a su padre.

Sea cual sea la circunstancia, el cara a cara no será fácil, menos al ver el entrenamiento que Dolph Lundgren sigue como preparación para la película.

¡Jesucristo y Virgen Santísima! Si no es por unas pocas arrugas, uno estaría convencido de que Drago / Lundgren es realmente un robot con hambre de destrucción.

Si fuera Michael B. Jordan (Creed), me lo pensaría antes de empezar a filmar.