En 1989 se estrenó Back to the Future II o Volver al Futuro II, la segunda película de la exitosa saga que narra las historias de Marty McFly (Michael J. Fox) y Doc Brown (Christopher Lloyd) viajando en el tiempo abordo de un DeLorean personalizado. Una de las particularidades de aquella entrega es que la aventura se desarrolla el 21 de octubre de 2015.

¿Y adivinen? Sí, hoy es 21 de octubre de 2015. Somos hombres del futuro.

La cinta, por cierto, imagina entonces una serie de artefactos que estarían disponibles en la fecha en cuestión. ¿A cuáles apuntaron y en qué fallaron? Aquí una pequeña lista.

AUTOS VOLADORES

No. Si bien existen varios proyectos de autos voladores, que hay algunos modelos construidos, aún no los vemos en las calles.

auto volador

GAFAS INTELIGENTES

Sí. Una predicción exitosa. Primero fueron las Google Glass, aunque no tuvieron mucho éxito. Para el próximo año se viene el aterrizaje de las gafas VR (realidad virtual). Veremos cómo les va.

Smartglasses

ZAPATILLAS CON AUTOABROCHADO

Más o menos, nomás. Nike tiene un modelo para celebrar la película que luce igual a las desarrolladas en ese entonces. ¿Pero? No se abrochan solas. En Volver al Futuro II también hay varias ideas sobre ropa inteligente y la verdad es que vamos para allá.

Zapatillas

PELÍCULAS 3D

Sí. Acertaron completamente. Las películas 3D son un hecho. Pero nunca hubo un “Tiburón 19”. Hablando de pantallas, Back to the Future también predice con exactitud el uso de pantallas planas, videoconferencias y el uso de tablets.

Peliculas 3d

HOVERBOARD

En camino. Lexus acaba de desarrollar un concepto de hoverboard, pero todavía le falta mucho para ser como las de la película o para conquistar las calles.

hoverboard

***

La lista de objetos no se queda ahí. También hay aciertos en la idea de transferencias electrónicas, softwares de reconocimiento facial y de huellas digitales y videojuegos controlados con el movimiento de tu cuerpo.

Donde fallaron completamente fue en no preveer dos elementos esenciales de la vida moderna: internet y smartphones. De hecho, su visión de futuro solo considera una invasión de faxes. Faxes. Ja.