El próximo 16 de octubre Netflix estrena la película “Beast of no nation”, un acojonante relato sobre un niño que se suma a las filas de mercenarios, en una nación occidental de África.

El film está dirigido por Cary Fukunaga (director de la primera temporada de True Detective) y es protagonizado por el gran Idris Elba. De solo ver las imágenes se desprende un drama que vale la pena mirar. Y esa recomendación aumenta al saber que el equipo de trabajo de la cinta casi da la vida por sacar adelante el proyecto. Literalmente.

De partida, la película se quedó sin presupuesto en medio de las filmaciones. Ahí es cuando aparece el ángel inversor de Netflix para rescatarla. Pero a la vuelta de la esquina vino lo peor: el equipo tuvo accidentes, enfermedades y varios coqueteos directos con la muerte, durante su trabajo en Ghana. Fukunaga y Elba no escaparon de la mala fortuna

A Fukunaga, por ejemplo, le dio malaria.

“Fue como si alguien me hubiese dado una pastilla para dormir. Además del dolor de cabeza tenía fiebre. Me dolía todo el cuerpo. Hasta los riñones”, confesó en Variety.

En Vulture, añadió más historias malditas.

“Alguien se cortó mientras hacía pasta en la pieza del hotel y luego el corte se infectó porque es un ambiente muy fecundo. El tipo de utilería tuvo disintería, nuestro contador tuvo malaria, a mi asistente le dio malaria, a mi chofer le dio malaria. Un operador de cámara tuvo un desgarro en la pierna”

Idris Elba -a quien varios postulan como el próximo James Bond- tampoco estuvo ajeno a esta cadena de desgracias. Al actor le dio la gripe. “La escena en que le dice a unos niños sobre la abundancia de recursos alrededor del fuego la hizo con fiebre. Tomó mucha medicina, dio sus líneas y se fue a casa”, relató Fukunaga. Sin embargo, lo peor es que tuvo muy cerca de caer a un precipicio.

“Recuerdo que me resbalé y alcancé a agarrarme de una gran rama que estaba ahí. Mi reacción fue ¡whoaaa! Hubo un momento es que pensé eso es todo“, le contó a Variety.

Susto, ¿ah?

Los dejamos con el trailer de “Beast of no nation”, que se estrena en Netflix el próximo 16 de octubre