A pocos días del estreno de la última película que filmó Paul Walker“Brick Mansions”, los productores de “Rápido y Furioso” informaron que los hermanos del fallecido actor se incorporarán al rodaje de la séptima versión de la saga.

Caleb y Cody Walker trabajarán para completar las escenas pendientes que dejó la muerte de Paul, quien falleció el 30 de noviembre de 2013 en un accidente de tránsito. En rigor, trabajarán como dobles de cuerpo en varias escenas de acción que no alcanzaron a ser filmadas antes de la repentina partida del actor.

La declaración, que fue publicada en el sitio ComingSoon.net, señala que “Rápido y Furioso es sobre la familia. Los personajes están conectados por el lazo de familia y es como todos quienes hemos trabajado juntos por más de 13 años nos sentimos respecto a los demás”.

Agrega que el grupo experimentó un gran golpe en noviembre pasado con la muerte de Paul Walker. “Tuvimos que tomarnos un tiempo para hacer el duelo por Paul, el hermano que amamos y perdimos, y dilucidar si debíamos seguir adelante con nuestra película”.

Decidieron seguir adelante, indica el comunicado, porque es lo que los fans de la película quieren y “creemos que es lo que Paul hubiese querido”. Confirmaron que gran parte de las escenas dramáticas y de acción que involucraban al fallecido ya habían sido realizadas y que la filmación de la película se retomó con la incorporación de “Caleb y Cody a nuestra familia RAPIDO”.

“Estamos a poco menos de un año del lanzamiento de RAPIDO Y FURIOSO 7 y esta película es lo más importante que hemos hecho juntos. Permitirá vivir al personaje de Brian O’Conner y nos dejará celebrar a Paul en su papel más decisivo“, destaca el comunicado.

La película estaba prevista para estrenarse originalmente el 11 de julio de 2014 pero el fallecimiento de su actor principal, además de las decisiones que se tomaron sobre continuar la película y la re-escritura del guión, harán que el estreno se realice el 10 de abril del 2015.