Toda obra humana es perfectible. Y aunque muchos consideren un verdadero genio a George Lucas, lo cierto es que gran parte de su genialidad radica en que el hombre trabaja. Y mucho.

El mejor ejemplo de esta virtud del creador de Star Wars es ni más ni menos que el largo e iterativo proceso de creación de nuestra nave favorita: El Halcón Milenario. Porque detrás del memorable carguero YT-1300 tripulado por Han Solo hay una entretenida historia de idas y vueltas para llegar a la forma que el mundo conoció en el “Episodio IV: Una nueva esperanza”, la primera película de la saga.

“A Complete History of the Millennium Falcon” cuenta la genial historia no oficial de la creación del Halcón Milenario. Su autor es Michael Heilemann, fanático acérrimo de la creación de Lucas que ha pasado años leyendo y recopilando material sobre “La Guerra de las Galaxias”.

Su fanatismo lo transformó en una voz autorizada para investigar el proceso creativo de Lucas, ese que lo llevó a crear la “nave pirata” piloteada por Han Solo partiendo por este garabato en papel amarillo…

hm1

… para llegar a esta maravillosa nave que vimos impresa en celuloide.

hm2

El autor danés hace un extenso recorrido por diferentes bocetos, storyboards y maquetas de la nave con gran cantidad de material fotográfico. Pero además, trata de dilucidar algunos de los mitos y dudas que sobre la creación del vehículo espacial como los siguientes:

  • Que George Lucas se inspiró en una hamburguesa  a medio morder para definir la forma del Halcón Milenario
  • Que la primera “versión definitiva” de la nave fue descartada por Lucas por parecerse a una nave de otra película
  • La razón por la que el carguero liviano es bautizado como “Halcón Milenario”

Si te parece poco, el blog de Heilemann está lleno de artículos que abordan otros aspectos de la saga de George Lucas como la música, la influencia de otras películas en Star Wars, los creadores de las naves, entre otros.