Robar bancos está pasado de moda. Lo que se lleva por estos días es quedarse con la recaudación y las apuestas de un gran evento deportivo.

Al menos esa es la idea detrás de “Logan Lucky”, la última película de Steven Soderbergh.

Sí, el mismo director de “Ocean Eleven”, “Ocean Twelve” y “Ocean Thirteen” (conocida en Latinoamérica como “La Gran Estafa”), regresa a la pantalla grande con la historia de un gran atraco.

No hay George Clooney, ni Matt Damon o Brad Pitt. Esta vez, los protagonistas son Channing Tatum, Adam Driver y Daniel Craig, quien aparece con el pelo oxigenado y ajeno a todo encanto relacionado con sus papeles de James Bond.

¿El plan del trío criminal? Quedarse con todo el dinero del Coca-Cola 600, una competencia automovilística que se celebra en el Charlotte Motor Speedway. Sin dudas, hay mucho de “La Gran Estafa”, pero sin un ápice de glamour.

En la película también están Seth McFarlane, Riley Keough, Hillary Swank y Katie Holmes

Su estreno está fijado para el próximo 18 de agosto.