Dos semanas después de su estreno en Estados Unidos, “Transformers 4: Age of Extinction” aterriza en las salas de cine de varios países latinoamericanos (Argentina, Chile, México). La cinta, nuevamente en las manos de Michael Bay, entrega una fórmula repetida, donde el “guión” es apenas un adorno en medio de un festival de lata chirriante y explosiones que solo pueden ser producidas en una sala de efectos especiales.

Si buscas ver la profundidad de las emociones humanas, ahórrate el pop corn. Aquí nadie va por un Globo de Oro. Ni siquiera por un Oscar.

“Transformers 4” y Michael Bay solo quiere reducir tu actividad cerebral, volverte un ser impresionable y que estés dispuesto a sumar unos pesos a los más de 100 millones de dólares que ha recaudado la película en el resto del mundo. “Age of Extinction” es al cine, lo que un patio de comida de un mall es al arte gastronómico.

Si aún después de la advertencia deseas no perderte las casi tres horas que dura el film, aquí algunas cosas que debes saber:

La trama

Se supone que el trailer siempre debe dar luces sobre lo que hay detrás de una película:

OK. Alguien encuentra algo que es de metal, mientras Cade Yeager (Mark Wahlberg) no puede pagar las cuentas. Pese a ello compra un camión en estado de chatarra. Su hija (Nicola Peltz) le dice “papá, deja de gasta plata en basura” (es bueno que Michael Bay se ría de lo que hace), pero justo en ese momento descubren que el montón de fierro oxidado es el propio Optimus Prime. A partir de ese momento la CIA, los Decepticons, los Autobots, los Dinobots (que debutan en la franquicia) se enfrentan en una batalla que no es la guerra, sino que la posibilidad de la extinción humana.

Dónde está Sam?

Optimus Prime siempre juró proteger a Sam Witwicky (Shia LaBeouf), pero eso solo tenía validez dentro del mundo irreal de la película. Paramount no llegó a acuerdo económico con el actor y tuvieron que buscar un reemplazante. Ese es Mark Walhberg, quien encarna a Cade Yeager, un inventor texano, pobre, pero que se viste con jeans de marca y poleras apretadas. Un cuarentón que se supone que un loser empedernido, pero que tiene más onda que Brad Pitt.

Mark Wahlberg

Paramount

La chica nueva: Nicola Peltz

No hay “Transformers” o película de Michael Bay sin una chica capaz de robar suspiros. Allá están Megan Fox (Mikaela Benes), protagonista de dos de las cintas, o Rosie Huntintgton-Witheley (Carly Spencer), rostro de la tercera. Los retratos son ciertamente básicos y caen en la categoría “mujer-objeto” funcional a una saga cuya audiencia mayor es hombres entre los 18-34 años. En la cuarta entrega, la protagonista es Nicola Peltz, otra chica guapa quien interpreta a Tessa Yeager. Bay, quizás escuchando las críticas, le da un poco de profundidad al personaje: Tessa quiere estudiar. Lo preocupante es que en la película, Tessa tiene apenas 17 años.

Nicola Peltz

Paramount

Transfomerciales

El placement es un artilugio publicitario en el que una compañía marca presencia dentro de una película o serie de TV. Por ejemplo, si el protagonista sale tomando una bebida cola, lo más probable es que la bebida cola haya puesto dinero para aparecer. A veces el placement es sutil y a veces es al chancho. Esto último es el caso de “Transformers 4”. A marcas como Chevrolet se suman 10 autos chinos, la marca de computadores Lenovo y otros tantos productos del gigante asiático que, supuestamente, es un estado comunista. Esto no es casual. Paramount quiere entrar en el mercado y es por eso que la cinta sucede en Texas, Chicago y… Hong Kong. La apuesta parece funcionar, pues todo indica que superará a “Avatar” como el film hollywoodense más exitoso en China.

Dinobots

Un caramelo para los fanáticos: en “Transformers 4”, por primera vez se introducen a los Dinobots que, como su nombre lo dice, son dinosaurios robots. El líder de la pandilla es Grimlock, un T-Rex.

Transformers - Age of Extinction02

Paramount