Zack Snyder, director de la próxima y esperada “Batman V Superman: Dawn of Justice”, liberó en su cuenta de Twitter el primer teaser de la película. Pero en vez de sentir emoción, lo único que quedó en nuestras almas fue la idea de lo absurdo y ridículo que se ha vuelto el mundo de los trailers.

Sí. El teaser es una secuencia de 21 segundos en que además de masturbarse con diseños de letras bonitas apenas se ven los trajes vacíos de Batman y Superman. Nada más. Un insulto que se completa con una “invitación” a ir a un cine IMAX de los Estados Unidos, este próximo 20 de abril, para ser uno de los primeros testigos del primer trailer de la cinta. Ah, y muy importante: debes confirmar tu asistencia porque los cupos son limitados.

Es cierto, el trailer también se podrá ver en el sitio oficial de la película, pero el punto aquí es ¿no será ponerle mucho color o darle demasiada importancia a algo que te dará placer por apenas dos minutos? Es como si tu equipo de fútbol te cobrara para ir al estadio en la semana si quieres conocer la alineación titular con que jugarán el partido del domingo.

Ahora solo piensen en la gente que irá ese día al cine no a ver otra cosa, sino que especialmente a ver el trailer de “Batman V Superman”. Es ahí, precisamente en ese momento, en que uno pierde la fe en la humanidad.

Si esto es un éxito, no sería raro que en el futuro te pidan juntar tapitas de una bebida, pagar una entrada, dar tres vueltas de carnero y resolver un cubo Rubik antes de ver un maldito trailer. Basta de manipulaciones baratas y un poco de seriedad.