La verdad, maestros, es que nadie se quiere morir. No es una idea muy sexy. Para nada. Excepto para una fábrica de ataúdes, la cual tiene a la muerte como su principal fuente de ingresos.

Aquí, les presentamos a Lindner, una compañía polaca que diseña cajones como tantas funerarias. ¿Su valor agregado o que la diferencia del resto? Una vez al año publican un calendario hot para mostrar el lado sexy de la parca (?) y promocionar sus productos.

Lindner 2016_01

La versión 2016 viene saliendo del horno y en Lindner acaban de compartir algunas imágenes con nuestro sitio.

Esta es la octava edición del calendario -inspirado en el mítico Pirelli- y en esta ocasión la temática asociada es el mundo retro, lo cual se puede ver en cada una de las fotografías.

Lindner 2016_02

No han faltado las reacciones negativas, pero los dueños de Lindner responden que los ataúdes no tienen nada que ver con la religión, y que este ejercicio no es más que una forma entretenida para promover el negocio.

Lindner 2016_03