Quinientos diecisiete. 517. 5 – 1 – 7.

Esa es la cantidad de accidentes de tráfico reportados el viernes pasado en las calles de Moscú, Rusia. Sí, en un solo día. ¿La causa del caos vial? Una publicidad de la agencia Sarafan, desplegada en más de 30 camiones, y que muestra a una chica cubriendo sus pechos con las manos.

“они привлекают” (ellos atraen) era el slogan de la campaña que buscaba llamar la atención de varias compañías para poner sus avisos en vehículos de carga. Sin embargo, el efecto colateral empañó su objetivo. Cientos de conductores quedaron hipnotizados con tanta piel y terminaron estropeando sus autos. Ildar Yuriev fue uno de los afectados, según el periódico inglés “Daily Mail”. Aquí sus palabras:

“Iba camino a una reunión de negocios cuando vi este camión con una enorme foto de pechos a su costado. Luego fui golpeado por el auto que estaba atrás. Su conductor me dijo que había sido distraído por el camión”

Así lo vivió la propia agencia publicitaria Sarafan: