L serie de TV “Breaking Bad” tiene escenas notables dentro de sus cinco temporadas y para un fanático puede llegar a ser difícil escoger una como la mejor, la más memorable.

Para Bryan Cranston, en cambio, hay una que le trae un recuerdo muy fuerte. El actor que personificó a Walter White, el profesor devenido en narcotraficante, se confesó con el conductor del programa “Inside the Actors Studio”, James Lipton, y entregó detalles de esta difícil escena. En ella, White había logrado entrar a la casa de su socio Jesse Pinkman (Aaron Paul). Lo ve en el dormitorio desordenado, lleno de rastros del consumo de drogas y trata de despertarlo. A su lado duerme su novia, Jane Margolis (Krysten Ritter, la actriz detrás de “Jessica Jones” ), que estaba poniendo a Jesse en contra del temido Heisenberg. De pronto, la chica empieza a convulsionar producto de los efectos de la droga y vomita. Walter White debe decidir entre ayudarla o dejarla morir ahogada.

Acá está la escena:

“Lo que los civiles no entienden de lo que hacemos, es que los actores tenemos que estar dispuestos a pagar un precio. Es un precio emocional”, dijo el actor mientras recordaba la escena. En medio del relato, el actor se quebró y comenzó a llorar. Entre sollozos, agregó:

En un punto, vi el rostro de mi hija en el de ella. Y ese fue el momento en donde me ahogué y pensé, dios mío. No estoy seguro, pero supongo que por eso cerré mis ojos. No recuerdo bien los detalles. Y entonces pensé olvídalo, avanza, estas cosas pasan, yo no lo hice, yo no la maté, se mató a sí misma, arréglatelas

El relato ha llamado mucho la atención, pues se siente cómo el actor, a medida que comenta los detalles de la escena, cambia su voz y gestos, haciendo parecer que ya no es él quien está frente a James Lipton, sino que el inmortal Walter White.

Te dejamos con el video de la entrevista: