Cara Delevigne es una chica que no le hace el quite a los desafíos. Con solo 24 años ha sido de todo: cantante, actriz, modelo. Tiene una carrera que va apuntando hacia arriba y se rumorea que será la próxima Chica Bond.

Y cuando decimos que acepta los desafíos es porque acepta TODOS los desafíos. El último de ellos fue participar en el que debe ser el programa más estúpido y divertido de la TV occidental: The Hot Ones.

El show consiste en ser entrevistado mientras comes alas de pollo condimentadas con salsas picantes, desde la más suave hasta las más fuertes. Mientras el infierno baja por tu esófago, tu nariz gotea y tu cara quema, el entrevistador hace preguntas intrascendentes. Tú sólo estás armado con un pañuelo y unos vasos de leche para paliar un poco.

¿Bonito, no?

La bella modelo, que luce un pelo casi albino y extremadamente corto (y se ve hermosa igual), da la pelea hasta el final con los ojos vidriosos, muchas pausas y mucha leche.

Acá tienes sus 17 minutos de sufrimiento.