Probablemente no es el regreso más esperado de todos los lanzamientos de Netflix para este año. Quizás no ha tenido el mismo impacto que “House of Cards” ni que un “Orange is the new black”, pero la serie “Hemlock Grove” se ha ganado el corazón de algunos telespectadores sedientos de horror, sangre, algo de sexo y la necesaria dosis de misterio necesaria para sobrevivir cada día.

Hoy 11 de julio se lanzó mundialmente la segunda temporada de esta serie en donde Roman Godfrey (Bill Skarsgård) y Peter Rumancek (Landon Liboiron) vuelven a enfrentarse a los peligros que acechan a este pequeño pueblo de Pennsilvania.

La serie viene con 10 nuevos capítulos producidos por Eli Roth: un actor y director de cine que se ha transformado en el nuevo emperador de los gritos y la sangre. Entre sus más recientes producciones está Aftershock (que relata las terribles consecuencias de un terremoto en Valparaíso) y The Green Inferno, en donde trabaja junto a su novia Lorenza Izzo.

“Garantizamos que no vas a ver nada como esto en televisión” es la promesa de Roth al ser consultado sobre esta nueva temporada.

La entrega recoge a los habitantes de Hemlock Grove luego de la masacre en que murieron varias chicas del pueblo. Roman debe buscarle un sentido a sus poderes sobrenaturales y Peter debe tratar de recuperarse de la muerte de su novia embarazada, Letha Godfrey, interpertada por Penelope Mitchell. El vampiro y el gitano se deben volver a unir para combatir una nueva amenaza que llega a pueblo.