HBO finalmente estrenó “The Leftovers”. La cadena de TV le ha dado como bombo en fiesta para promocionarla, siendo uno de sus ganchos el nombre de Damon Lindelof, uno de los creadores de “Lost”.

La serie está basada en un libro de Tom Perrotta y su premisa es la siguiente: en un plácido día de octubre, de un segundo a otro, desaparecen 140 millones de personas, alrededor del 2% de la población mundial. El evento es comparado con el gran rapture bíblico, mientras la acción se centra en el pequeño pueblo de Mapleton, Nueva York. Ahí surge una secta llamada Guilty Remnant, la cual raya con la culpa, la gran culpa.

A ellos debe enfrentarse el jefe de la policía local, Kevin Garvey, un hombre abandonado por su esposa para seguir a los mercachifles de la palabra final. Karvey Garvey es interpretado por Justin Theroux, la excusa de este post.

¿Quién demonios es Theroux? Aquí un punteo

  • Es actor, guionista y director
  • Como actor de cine ha estado en películas de David Lynch (“Mulholland Drive” e “Inland Driver”), un remake de “Miami Vice”, “Los Ángeles de Charlie” y “Zoolander”, donde encarna a un DJ malvado.
  • Como actor de TV tiene apariciones en varias series, entre ellas “Ally McBeal”, “Sex and the City” y “Parks and Recreation”
  • Como guionista destaca por textos en “Tropic Thunder” y “Iron Man 2”
  • Como director tiene la película “Dedication” y es el eterno candidato para “Zoolander 2”
  • Es sobrino del escritor Paul Theroux
  • Se peina bailando breakdance
  • Es el galancito que rearmó el corazón destrozado de Jennifer Aniston, tras su quiebre con Brad Pitt. Llevan como 189 años diciendo que se van a casar, pero a quién le importa la vida de los otros.

Sobre “The Leftovers”, Theroux dijo qué lo convenció de participar.

“Damon dijo algo que me gustó mucho del personaje, que fue que no hay lugar donde puede ir para sentirse cómodo. Él está constantemente buscando un lugar, a través de su hija, su ex esposa, su trabajo o sus colegas, a la vez que intenta mantener su centro. Es un poco como estar en el centro de una centrífuga”, afirmó a la revista “Channel Guide”. 

También comparó lo que pasa en el drama con su experiencia del 11 de septiembre de 2001, el nefasto ataque a las Torres Gemelas.

 “Vivía en NY y ver esas dos torres caer fue la experiencia más surreal que puedes tener. Ahora es parte de la fabrica que eres; ha sido aceptado y entendido. Pero lo que más recuerdo fue el sentimiento del país volviéndose loco y demandando cabezas, mientras que en NY -al menos en el centro- había una increíble sensación de dolor, con personas abrazándose. En una forma extraña, estábamos en una burbuja de qué diablos fue eso. En este mundo, muchas de esas preguntas están hechas y ahora es sobre qué haces con esos sentimientos. ¿Cómo mantienes el centro y tu código moral, y si vale la pena tener uno? ¿Puede pasar otra vez o solamente debemos volvernos salvajes?”