La vida te depara muchas cosas buenas y demasiadas sorpresas si eres Mark Hamill. Haberse transformado en un ícono generacional por el papel de Luke Skywalker pudo ser una condena en el pasado, pero el revival que significó el Episodio VII de la saga trajo consigo cosas positivas para el actor.

La última de ellas es la que ocurrió en un episodio de la serie Pop Culture Quest que el mismo Hamill conduce.

El coleccionista Brandon Alinger llevó al set el sable láser original que el actor utilizó en la filmación de El Regreso del Jedi. Hamill, quien creía que era una muy buena réplica, quedó impactado cuando se enteró que lo que tenía en las manos no era una réplica, sino que el mismo sable que tuvo utilizó en la película de 1982. En el mismo capítulo, el bueno de Mark se enteró que era el mismo sable que también blandió Alec Guinness (Obi-Wan Kenobi) en Una nueva esperanza.

return of the jedi