Leíste bien… Víctimas.

Cuando todos queríamos creer que solo uno de los sobrevivientes de la pandilla de Rick Grimes había muerto, los guionistas de la serie nos dieron un golpe aún más fuerte que el que Negan podría propinar con su infame bate.

Finalmente fueron dos las víctimas de Lucille, el palo de beisbol potenciado con un alambre de púas: Glenn Rhe (Steven Yeun) y el sargento Abraham Ford (Michael Cudlitz).

Ambos cayeron en el primer capítulo de la séptima temporada de The Walking Dead, en un episodio-masacre que ha sido criticado por algunos como de excesiva violencia.

Como fuere, los caídos en el primer capítulo quisieron agradecer a la enorme cantidad de fanáticos en todo el mundo que siguieron sus andanzas incluso desde la primera temporada de la serie. Así que con música triste y todo, Glenn y Abraham dijeron adiós rodeados del cariño de sus compañeros de serie.

La despedida de Glenn

 

La despedida de Abraham