Los fanáticos de los zombies esperaron el domingo 23 de agosto como el apocalipsis de los resucitados y ese día llegó.

Tras meses de espera desde que fuera anunciada, se estrenó por fin “Fear The Walking Dead”, el spin-off de “The Walking Dead,” con un éxito arrollador de audiencia: 10,1 millones de espectadores viendo en directo, el doble de los que vieron la serie madre en su estreno (5,3 millones).

Vimos la serie y, a decir verdad, esperábamos más. Sin ser decepcionante, el piloto de la serie utiliza una estructura narrativa que dilata bastante la tensión propia de una serie de muertos-vivientes y dejó muy poco espacio a la acción esperable de una sociedad que empieza a colapsar.

Así que ahora, en un artículo lleno de spoilers (sin llorar después), te damos algunas claves del primer capítulo de la serie.

1. Los personajes principales

vlcsnap-2015-08-25-09h57m33s212

La atención se centra inicialmente en Nick Clark (Frank Dillane), quien tiene serios problemas con las drogas y despierta de su último “toque” en una iglesia abandonada en uno de los barrios más peligrosos de Los Ángeles.

Su familia está formada por la madre, la profesora Madisson Clarke (Kim Dickens), y la mateíta-pero-sexy-y-con-las-cosas-muy-claras hermana Alicia Clark (Alycia Debnam-Carey). A ellos se suma la nueva figura paterna de Travias Manawa (Cliff Curtis), un hombre separado que trabaja como profesor en la misma escuela de Madisson.

2. La acción comienza en Los Ángeles

vlcsnap-2015-08-25-09h42m26s85

A diferencia de “The Walking Dead”, donde gran parte de la acción transcurre en Georgia, la historia del spin-off se inicia en California, específicamente en Los Angeles. Gran parte de las escenas se desarrollan en el colegio donde algunos de los personajes trabajan y estudian, pero también hay algunas locaciones tétricas como la iglesia donde despierta Nick o el hospital donde es llevado tras ser encontrado en la calle.

3. Muchos vivos, pocos muertos-vivientes

vlcsnap-2015-08-25-09h45m03s105

Aunque quizás era esperable, por tratarse del origen de toda la catástrofe que se puede apreciar en “The Walking Dead”, resulta llamativa la ausencia de aquellos personajes que se transformarán en la pesadilla de los vivos.

Aunque es difícil proyectar el futuro de una serie con solo un episodio, tres apariciones de zombies en todo el capítulo dejan dudas de cuál será el enfoque que tendrá la serie. Quizás la apuesta será mantener a los resucitados como parte de un paisaje donde pasan otras cosas. Quizás el objetivo era mantener “la tensa calma” de la que hablan los periodistas en esta primera entrega, de forma de generar hambre de ver el resto de la temporada.

Como sea, sin ser decepcionante, si esperas que haga sangre por todas partes y personas vivas corriendo por su vida, tómate este primer capítulo con calma.

4. Mucho blabla y poca acción

vlcsnap-2015-08-25-09h41m30s32

Relacionado con lo anterior. Los personajes no están conscientes de lo que se viene y, como corresponde, no se han dado cuenta de que viven los últimos días del mundo como lo conocían.

Poco a poco empieza el ausentismo escolar, paulatinamente empiezan a llegar personas gravemente enfermas al hospital, lentamente empiezan los incidentes aislados, pero todos están preocupados de sus ocupadas (y miserables) vidas y de sus proyectos que están a minutos de quedar truncos.

En ese sentido, la conversación constante entre los personajes, la relación tensa entre padrastro y nueva familia, la sensación de que algo pasa y son pocos los que se dan cuenta, se ve como lo más relevante de este primer capítulo.

Por eso, a priori, da la impresión de que en los primeros 50 minutos de esta serie pasa poco o nada: algo muy distinto del atrapante primer capítulo de “The Walking Dead”.