“It’s showtime, folks”.

Viudos (y viudas) de “Breaking Bad” es tiempo de regocijo, es tiempo de fortalecer las tripas y sintonizar “Better Call Saul”. El esperado spinoff sobre Saul Goodman -el ruin abogado en el mundo de Walter White- se estrena el próximo 8 de febrero y viene siendo hora de poner un poco de contexto.

¿Quién es Saul Goodman?

Para quienes cometieron el error de no ver “Breaking Bad”, Saul es un sórdido abogado que se cruzó en la vida de Walter White, ese dedicado profesor de química que se convirtió en el rey de la metanfetamina. Bueno, esta vez Saul tiene una serie propia, escrita por los mismos genios liderados por Vince Gilligan, y cuya trama transita un camina similar: del bien al mal.

Antes de ser Saul, Goodman iba por la vida con el nombre de Jimmy McGill, un tipo que creía en la ley y la justicia para todos. ¿Cómo se convirtió en un ser despreciable? De eso se trata la serie protagonizada por Bob Odenkirk.

¿Por qué una serie propia para Saul?

Gilligan respondió en Hitflix sobre cómo se originó “Better Call Saul”

“Comenzó como una broma en la sala de escritores. Vino del hecho que nos encanta trabajar con Bob, al igual que con cualquier otro actor de “Breaking Bad”. Pero también amábamos el personaje. Amábamos escribir para el personaje y poner palabras en su boca. Y lo pasábamos tan bien haciéndolo que empezó como una broma. Se nos ocurría algún término o frase y nos reíamos. Luego dijimos: cuando hagamos el show de Saul Goodman seremos capaces de bla, bla, bla… E hicimos el comentario tantas veces que comenzó a hacer sentido que no era una broma, que había una verdad. Ya no era una broma sino que una potencial buena idea”

¿Habrá un encuentro entre Saul y Walter?

“Better Call Saul” comienza en 2002, seis años antes de que Goodman conozca a Walter White. ¿Es una precuela? En parte, sí. Pero al mismo tiempo es una secuela. Entonces, ¿se cruzarán sus caminos? Si bien hay varios personajes que aparecerán, cameos incluidos, los creadores del show aseguran que no habrá White o Heisenberg en pantalla. Es un bu grande, pero en realidad uno nunca sabe. Quizás sea una sorpresa.

Basta de bla blá: El trailer