El servicio de streaming musical Grooveshark ha muerto. Agonizó durante años, dando la batalla contra las grandes compañías musicales, recibió espolonazos del propio Google que lo catalogó como un sitio pirata. Aguantó lo que pudo, pero se tuvo que rendir ante la ofensiva del eje del mal: Sony Music, Warner Music y Universal Music.

A través de una carta publicada en su sitio web, reconocieron el “error” de no haber sido lo suficientemente celosos cuidando los derechos de los artistas y representantes y, a casi 10 años desde su lanzamiento, bajaron la cortina.

Por fortuna, desde que se publicó el primer beta de Grooveshark en el año 2007 han pasado varias cosas. Y si estás lamentando las listas que tenías guardadas en el servicio, su interfaz simple de usar y su enorme catálogo de música, bueno… no todo está perdido. Acá te presentamos 5 alternativas al extinto servicio del tiburón, al que esperamos Dios tenga en su santo reino.

1. SPOTIFY

Spotify-Overview

Si viviste durante todo este tiempo encerrado en un Tupperware o en un refugio antiaéreo, si estabas obsesionado con tu Grooveshark, probablemente ni conocías el servicio Spotify.

De un tiempo a esta parte se ha transformado en uno de los más populares a nivel mundial, entre otras cosas porque es una manera gratuita de escuchar música en forma legal. Además, cuentan con aplicaciones para tus dispositivos móviles, por lo que puedes escuchar música conectado a tu WiFi o 3G en cualquier lugar.

Lo único malo es que el servicio estándar transmite avisos cada cierto rato y que en las aplicaciones nativas para móviles sólo puedes escuchar canciones en modo aleatorio.

Si la voz de la chica de Spotify te tiene harto, puedes inscribirte en el servicio premium por un cuota mensual. Actualmente en Chile están con una oferta: $290 pesos por tres meses.

2. GOOGLE PLAY MUSIC

music-nautilus3

Quizás esta sea una de las razones por las cuales Google catalogó a Grooveshark como pirata. Google Play Music es el servicio de streaming musical del gigante de Redmond y tiene características que lo hacen un digno reemplazante del extinto tiburón de la música.

A diferencia de Spotify, con este servicio puedes escuchar la música sin publicidad. Además, puedes guardar una biblioteca musical de hasta 50 mil canciones. Puedes subir tus propios archivos.

Por supuesto, tus dispositivos móviles no quedan fuera de Google Play Music. Como es obvio, puedes usar tu tablet o smartphone Android y escuchar música sin necesidad de sincronización.

Si eres usuario de iPhone/iPad, la empresa del buscador tiene una herramienta especial para que puedas migrar tus canciones desde iTunes.

Puedes probar el servicio premium por 30 días o contratarlo directamente por US$ 9,99 mensuales.

3. NETEASE CLOUD MUSIC

Captura de pantalla 2015-05-10 a la(s) 22.13.05

La sociedad occidental tiende a comparar todo lo que viene de oriente con algún similar de occidente. Así todos podemos entender y dormir tranquilos. Siguiendo esa lógica, entonces, te presentamos el Spotify premium chino: NetEase Cloud Music.

Es un servicio online que te permite escuchar canciones sin necesidad de descargarlas. Funciona muy parecido a Grooveshark: puedes buscar canciones y crearte un playlist para escuchar durante horas. El servicio sorprende debido a la gran cantidad de temas . Y es que de inmediato se pregunta uno: ¿cómo es que los chinos conocen a Los Prisioneros, Aterciopelados, La Ley, Los Jaivas, Electrodomésticos y Romeo Santos?

Lo mejor de todo es que el servicio tiene aplicaciones disponibles para Windows, Mac, iPhone y Android. Lo malo: varios de los links están en chino.

Para alegría de los usuarios de Android, algunos usuarios del sitio HTCMania hicieron una traducción de la App en un perfecto y familiar español.

4. BEATS MUSIC

beatsmusic

Desde que Apple compró Beats Electronics, la famosa marca de los audífonos grandes, vistosos y coloridos, no ha estado muy claro lo que va a suceder con este servicio de streaming musical.

Beats Music, sin embargo, debiera ser uno de los próximos golpes de Apple. Los planes de la compañía de Cupertino serían transformar este servicio en un “Spotify Killer” que sería relanzado en la WWDC 2015. El anuncio sería a partir del próximo 8 de junio y se ha filtrado el precio que tendría el servicio: US$ 8, dos dólares por debajo del servicio premium ofrecido por Spotify.

Actualmente, el servicio tiene características interesantes. Para empezar, no escucharás avisos comerciales. Además, Beats Music asegura tener la música perfecta para cada ocasión. Basta con que escribas una frase que describa tu situación actual y el servicio te enviará la música adecuada para el momento.

5. RDIO

Captura de pantalla 2015-05-10 a la(s) 23.05.11

Y nos habíamos olvidado de la radio, aquel medio de comunicación que nos entretenía cuando los MP3 no existían, cuando el creador de los iPod aún no había nacido, cuando Internet era lenta como un bolero.

La radio se ha reinventado de la mano de los servicios online y quizás el mejor ejemplo sea Rdio: un sitio donde puedes escuchar emisoras y listas de reproducción personalizadas, a la medida de tus gustos.

La versión gratuita del servicio permite solamente escuchar algunas estaciones. El servicio premium de Rdio permite que por $3.599 puedas crear álbumes y listas de reproducción personalizadas, además de escuchar música sin interrupciones comerciales.

BONUS TRACK – GROOVESHARK.IO

Captura de pantalla 2015-05-10 a la(s) 22.14.23

Cuenta la leyenda que una persona conectada con Grooveshark vio venir esto del cierre. Preparándose para el fin inminente, hizo un respaldo del sitio y sus canciones poco antes de que los creadores del servicio se rindieran. Una vez que Grooveshark cerró sus puertas el personaje, que se hace llamar Shark, publicó su respaldo en la dirección grooveshark.io.

Sin embargo, la realidad no es tan heroica. Lo publicado por el usuario correspondería simplemente a una versión del sitio Mp3Juices, con las mismas canciones que tiene este web.

De todas maneras, es una alternativa más para escuchar tus canciones favoritas con un look que rememora el extinto sitio.