Para los que nos gastábamos hasta el último peso en los videojuegos, quedar dentro de la tabla de puntajes más altos era una especie de premio a la constancia y una forma de ser reconocidos.

Los vecinos del barrio verían tus iniciales en el highscore hasta que alguien tuviera las habilidades necesaria para desplazarte o el maldito dueño del local apagara la máquina antes de cerrar.

Actualmente, en este mundo frío en donde todo es dinero, ya no se requieren habilidades importantes para estar en la lista de mejores jugadores. Hoy puedes comprar un lugar en la tabla de más altos puntajes gracias a Marc Köhlbrugge y su sitio web: Highscore.money

Dejemos la envidia de lado: la idea es genial. La primera reacción que uno tiene es que la creación es francamente estúpida, pero a poco andar uno se queda con la sensación de “¿por qué no se me ocurrió a mí?”

Es ni más ni menos que un sitio publicitario donde pagas por estar en los primeros lugares de una lista. Así de simple. Sin embargo, su creador logró generar una experiencia parecida a la de un juego arcade, con tipografías adecuadas y música en 8 bits, por lo que el website es muy parecido a ese instante glorioso en que aparecían tus iniciales en la tabla de mejores jugadores.

En este caso, eso si, deberás pagar. “Sobornar” a la máquina arcade. Mientras mayor sea tu soborno, más arriba estará el link a tu sitio web, tienda online o blog. Funciona bajo el mismo principio de la Million Dollar Page: compras un espacio y la fama que vaya a sitio va a beneficiar tu marca.

highscore_2

Para poder usar el sitio, debes agregar la cantidad de dólares que estás dispuesto a pagar (mínimo US$ 5), tu nombre, sitio web y correo electrónico.

Si sigues pensando que la idea es tonta como un selfie stick… Köhlbrugge logró reunir US$ 2.251 en un solo día. Igual es plata…

Sobre El Autor

Periodista, Padre Primerizo desde 2013, "Bicho de Internet" desde 1997 y guitarrista desde el 2015. Volvió a ejercer la profesión más antigua del mundo: la de dar a conocer informaciones a la comunidad. También es Co-Director de RevistaXY.com