La moda de las selfies no nació con la archi-citada y archi-publicada foto de Ellen DeGeneres en los Oscar del 2014, pero es cierto que adquirió un nuevo impulso.

Sin embargo, algo nos está pasando hace rato. Probablemente sea nuestra fuerte presencia en las redes sociales, quizás sea una consecuencia inevitable de la tecnología, lo cierto es que no hay momento y lugar donde no consideremos que es justo y adecuado tomarse una foto y publicarla para gritarle al mundo lo felices que estamos (y a veces, de paso, por qué no, desatar alguna pequeña envidia).

Nadie podría creer que, a veces, necesitaríamos mostrarle a todos lo triste que estamos tomándonos una selfie en un funeral. O mostrando el atuendo de luto que llevaremos a la ceremonia. O tomándonos una foto con el cuerpo de nuestra abuela al fondo.

Esto es lo que reúne el sitio Selfies at Funeral, un breve pero potente compendio que muestra las auto-fotografías más graciosas (para quienes tienen algo de humor negro) o más extrañas que algunos usuarios se han tomado en algún funeral.

A esta recopilación no escapa ni siquiera el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien fue sorprendido en el servicio memorial de Nelson Mandela con un celular en la mano registrando el momento.

El autor del blog, a quien puedes seguir en su cuenta Twitter, deja clara su postura en un video publicado en el mismo blog: “Hay cosas que no deberían hacerse en un funeral”. Hay algunos un poco más extremos, como el sitio DogHouse, que publicó un cuadro de flujo para ayudarte a decidir cuándo es adecuado y aceptable tomarte una selfie:

2014-03-28-8397a64

Sobre El Autor

Periodista, Padre Primerizo desde 2013, "Bicho de Internet" desde 1997 y guitarrista desde el 2015. Volvió a ejercer la profesión más antigua del mundo: la de dar a conocer informaciones a la comunidad. También es Co-Director de RevistaXY.com