18 segundos que quedarán en la historia. No se trata de la caminata en la Luna, no se trata del primer vuelo del ser humano en un aparato, no se trata de la primera vez que se prendió una ampolleta, ni de la primera vacuna. Se trata de algo tan potente como todo lo anterior, pero que marcó un antes y un después: “Yo en el zoológico”, el primer video subido a Youtube.

¿Youtube marcó un antes y un después?

Que me perdonen los hermanos Wright, Thomas Alva Edison, Neil Armstrong, Edward Jenner y Louis Pasteur: En el contexto de los últimos cincuenta años, después de Internet y del correo electrónico, Youtube es probablemente el invento más interesante de la historia de la humanidad. Y comenzó con un video de Jawed Karim, uno de los fundadores de esta red social y plataforma de streaming, donde aparece él frente a los elefantes del Zoológico de San Diego y se lanza con un comentario a la altura de la importancia de este material: “Lo mejor de estos muchachos es que tienen trompas real, real, realmente largas”.

Karim había nacido 26 años antes de que su cara apareciera en Youtube. Hijo de un padre bengalí, emigró a Estados Unidos en 1992 y estudió en el High School de Saint Paul, Minnesota. Luego entró a la Universidad de Illinois, específicamente al Departamento de Ciencias de la Computación. Pero a poco andar dejó el campus. El destino (para los que creen en él) le tenía preparado otros planes. Entró a trabajar en la empresa Paypal, el famoso medio de pago internacional, lugar donde conoció a un tal Chad Hurley y un tal Steve Chen.

De ahí en adelante la historia es difusa. Hay versiones que apuntan a que la inspiración para crear Youtube vino de un problema para compartir los videos de una fiesta que hicieron en San Francisco. Si le creemos a Karim, diríamos que la idea fue de él y que la fiesta nunca ocurrió. Si le creemos a los demás, diríamos que la fiesta si ocurrió y que Karim tenía otras ideas, como crear un portal de citas. El hecho es que el 15 de febrero de 2005, se activó el dominio youtube.com, propiedad de Karim, Chen y Hurley. El 23 de abril, Jawed subió su reflexión sobre los elefantes del zoológico. Era el comienzo.

De ahí en adelante, todo explotó muy rápido. La red social de videos fue tan exitosa que llamó la atención de Google. Poco más de un año después de que Karim subió el primer video, la empresa del buscador puso sobre la mesa US$ 1.650 millones en acciones. El hombre de los elefantes se había embolsado, así no más, acciones por más de 64 millones de dólares.

Lo demás es medianamente conocido. La red social de streaming entró en nuestras vidas con la fuerza de la viralidad y, al igual que la web, todo está en Youtube: desde clases de guitarra y cocina hasta documentales sobre conspiraciones. Desde un coreano que le gusta vivir el estilo de Gangnam hasta los reos de una prisión que bailan “Thriller”. Desde la evolución del baile hasta el bueno de Rick Astley. Desde el Trololó hasta el papá que le miente a su hija.

Reímos Youtube, compartimos Youtube, lloramos Youtube, respiramos Youtube.