Eso de que “nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes” es una gran verdad. Particularmente cuando se trata de tus fotos, aquellos archivos digitales que ocupan bastante espacio y almacenas de manera despreocupada en un disco duro externo, pero que se transforman en los más importantes recuerdos de tu vida cuando al Hard Disk se le ocurre lanzarse desde el escritorio al piso.

Ahí, con el hardware agonizando en tu mano es que te lamentas y te preguntas por qué no fuiste más precavido y no respaldaste en la nube. Y probablemente te responderás que el problema era el precio: un costo demasiado elevado para guardar grandes volúmenes de fotos a máxima resolución.

Zonerama es la respuesta a estos casos. Se trata de un servicio que te permite hospedar gratis todas tus fotos. Leíste bien: todas. Porque a diferencia de los Dropbox, los Google Drive, esta herramienta no pone límites a la cantidad de fotografías que desees hospedar, da lo mismo cuánto pesen.

Lo mejor de este servicio es que, además de no existir publicidad, las fotografías no son comprimidas ni redimensionadas. Puedes, por ende, guardar todas las pesadas fotos de tu cámara DSLR sin temor a perder la calidad.

Para comenzar a usar el servicio debes registrarte en forma gratuita. Puedes hacerlo con tu email o puedes elegir usar tu cuenta Facebook, Google o Twitter.

Una vez dentro, podrás configurar tu cuenta y empezar a crear álbumes de fotos que pueden ser públicos o privados. En cada uno de ellos podrás subir las fotos con solo arrastrarlas a la ventana del navegador.

Otra de las ventajas es que ofrece un software llamado Zoner Photo Studio que te pemitirá gestionar las fotos tanto en tu computador de escritorio como desde tu smartphone con sistema operativo Android o las tablets Windows y Android.