Pareciera haber consenso universal que entre las variedades de español que se hablan en Latinoamérica, el chileno goza de un lugar especial y único. Básicamente, porque nadie lo entiende.

Además de la Santísima Trinidad del hueón, el cachai y el poh, existe una larga lista de modismos que requieren estudio y dedicación. Y eso es precisamente lo que intentó el vlogger mexicano, Un Wey Weón al tratar de descifrar expresiones y comportamientos chilenos en 100 días.

¿Fome? ¿Bacán? ¿Al Tiro? ¿Pololo? ¿Guagua? Chuuuuuuu… Así no má, poh, CTM.