Cuando hablamos de Yo-Yo, a uno se le viene a la memoria aquellos recreos del colegio o esas tardes completas tratando de hacer algún truco para impresionar a los compañeros. Con mucho esfuerzo, uno lograba hacer que el Yo-Yo “caminara” como perrito y siempre existía un riesgo enorme de que se enredara la cuerda cuando tratábamos de hacer el “columpio”.

Llegó el momento, entonces, de sentir algo de vergüenza y admiración.

Shu Takada es el flamante campeón mundial de Yo-Yo del 2017. Acaba de obtener el título de este año en el campeonato realizado en Islandia y las razones de su triunfo están más que justificadas en el video que te mostramos ahora.

El japonés mezcla sus habilidades en el juguete, pero al mismo tiempo es capaz de hacer pasos de baile, saltos y otros movimientos, sin perder en ningún momento su control sobre los dos Yo-Yo que tiene en sus manos.

Simplemente, hipnótico. Que corra el video.