Para que estamos con cosas. Para muchos y muchas, para varios de los que están leyendo, el primer beso fue con un objeto inanimado, frío y reflectante. Y es que la curiosidad y las ganas de ganar experiencia en el tema, muchas veces nos llevó a darle un beso a un espejo con la esperanza de no quedar como pánfilos la primera vez que nos tocara besar a alguien.

Así que probablemente no encontrarás tan raro que 100 personas hayan querido darle besos a un vidrio, pero esta vez con el objetivo distinto: compartir con el resto del mundo su forma de besar.

Y hay de todo… desde tímidos besos con labios hasta prominentes lenguas y agarrones al plexiglass que tenían en frente. El resultado es un poco intrigante, no apto para escrupulosos (quienes seguro se preguntarán si habrán limpiado el vidrio).

Presiona play y entérate cómo besan estas 100 personas.