Todo hombre sabe que el más mínimo golpe en la entrepierna es capaz de generar el dolor de una vida completa en el infierno. Un mínimo toque y el cuerpo se retuerce para asumir la posición de un chanchito de tierra.

Sin embargo, el maestro de kung fu chino, Wei Yaobin ha entrenado sus partes nobles para que estas puedan resistir patadas, ladrillazos y hasta golpes con el tronco de un árbol. Llamarlo Bolas de Acero es solo una consecuencia de su entrenamiento.

Para quienes aún dudan, Wei Yaobin realizó recientemente una exhibición pública junto a algunos de sus aprendices.

Yaobin bautizó su técnica “Kung Fu para una entrepierna de acero” y asegura que es fundamental para evitar males que aquejan a los hombres, entre ellos la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

Igual, aquí es válido preguntarse, ¿quién quiere sexo después de una sesión de entrenamiento con el maestro Wei?

Iron Crutch

Hoy más que nunca vale recordar que NO intenten esto en casa.