Aunque sea genial y haya que vivirla al máximo, la vida suele darnos pocas buenas noticias. Normalmente, nos trae muchas decepciones, muchos problemas, mucha tragedia y unas pocas victorias.

Quizás por eso, cuando las cosas pasan a favor de los que sufren, uno siente esperanza en los seres humanos y puede levantarse un día más pensando que las cosas no son tan malas como parece. La historia de Daniel Fleetwood es uno de esos ejemplos donde lo trágico da lugar, por un momento, a una victoria que hay que celebrar.

Con 32 años, Daniel padece un extraño tipo de cáncer llamado sarcoma de células fusiformes. Los médicos fueron categóricos: Fleetwood no llegará a pasar la Navidad con su familia.

Daniel es fanático de la saga de George Lucas desde los 8 años. Cuando tenía 21, acampó por días frente al cine para ser el primero en conseguir entradas para “Star Wars Episode III: Revenge of the Sith”, hazaña que prolongó en dos películas más de La Guerra de las Galaxias.

Por eso, luego de asumido el hecho de que le quedan pocos días de vida, este joven de Spring, Texas, cayó en la cuenta que no tenía garantías de sobrevivir para llegar al lanzamiento de “Star Wars – The Force Awakens”, previsto para el próximo 18 de diciembre en Estados Unidos. Como comentó a un canal de televisión de Houston, “a juzgar por la progresión que la enfermedad ha tenido en los últimos dos meses, no creo que vaya a lograrlo”.

daniel-fleetwood-star-wars-the-force-awakens

De ahí que el último deseo de Daniel era lograr que Disney le permitiera ver la película antes de morir. Se lo dijo a una radio local y su deseo se transformó en una campaña viral. #ForceForDaniel era el hashtag que quería lograr que la empresa del ratón Mickey pudiera mostrarle un avance de la película a Fleetwood antes de fallecer.

La campaña funcionó. Un triunfo después de tanta tragedia. Disney accedió a darle una función privada a Daniel en su casa y bajo estrictas medidas de seguridad: el filme se proyectó en el televisor de la familia, pero con equipos traídos por Disney para evitar riesgos de filtración. La esposa de Fleetwood, Ashley, comentó a TMZ que Daniel amó la película, pero se excusó de dar detalles debido a un acuerdo de confidencialidad.

No es todo. De acuerdo a Ashley, antes de empezar a ver la película Daniel recibió el llamado de J.J. Abrams, guionista y director del Episodio VII de Star Wars. Aunque no reveló el contenido de la conversación, afirmó que le alegró el día a Daniel.

El muchacho que algún día durmió en la calle para tener el primer ticket de su película favorita, lo logró otra vez.