Septiembre es un mes mágico, uno de los mejores del año. Sobre todo porque se da una conjunción de astros única: el inicio de la primavera y los festejos del Dieciocho. El espíritu festivo es un torrente desencadenado que, entre otras muchas cosas, se manifiesta a través de sed, sed de sedtiembre.

Para ponerse a tono en la red circula un desafío a la altura: la Turbo Chela Dieciochera.

La prueba consiste en perforar una lata de cerveza, beber su contenido sin detenerse ni derramar líquido y luego nominar a tres personas, quienes deben repetir el acto o pagar con cerveza al desafiante en caso de arrugar.

Decir que es una “tendencia”, que es “moda” o que incluso es “una creación chilena, parte de la picardía criolla” sería un exceso, una mentira, porque la turbo chela es tan antigua como las piedras. Sin embargo, sí se puede decir que es un híbrido oportunista entre el Ice Bucket Challange y un clásico gringo de todos los tiempos: “Shotgunning a beer”. Tomarse una cerveza al seco con escándalo.

Shotgunning a beer o la turbo chela, como todo arte, tiene su técnica y aquí te damos los tips necesarios para cumplir el desafío como todo un campeón:

  • ShotgunDebes poner la lata de cerveza de manera horizontal y perforar la zona lateral inferior. Puede ser con un cuchillo, una llave o un lápiz
  • Tienes que poner tu boca rápidamente en el orificio, sin cortarte los labios, y beber el chorro que sale.
  • Una vez que tu boca cubre el orificio, gira la lata hasta que quede vertical y con el tab en la zona superior
  • Abre el tab de la lata y la cerveza comenzará a fluir por tu garganta
  • No sueltes la lata hasta que hayas bebido todo su contenido
  • Aplástala con tus manos para demostrar que cumpliste tu objetivo con éxito

Con el conocimiento teórico adquirido es tiempo de ir a la práctica. Ah, pero antes, dos consejos extra:

  • No bebas en exceso
  • No manejes si vas a beber