Encontrar un asiento vacío en el metro es un milagro. En cualquier ciudad del mundo. Sin embargo, en los vagones del tren subterráneo de México está siendo común dar con uno en que nadie quiere sentarse.

Se trata de un asiento “Exclusivo para Hombres” y que consta de un respaldo que simula ser un torso masculino, mientras que en el medio de la posadera se expone un pene.

No, no es un chiste ni una broma, sino que una campaña muy seria de la ONU Mujer y el gobierno de la Ciudad de México para crear conciencia frente a la violencia sexual que sufren las féminas del DF, cada vez que usan el transporte público. En especial, contra los hombres que suelen frotar sus cuerpos contra la voluntad de ellas.

Bajo cada asiento con la instalación, se puede leer el siguiente mensaje:

“Es molesto viajar aquí, pero no se compara con la violencia sexual que sufren las mujeres en sus traslados cotidianos”

Dentro de la campaña en redes sociales se alienta el uso del hashtag #NoEsDeHombres y se publicó un video en YouTube con la reacción de los usuarios ante la instalación, la cual es solo temporal.

¿Qué te parece la idea?