Mientras uno se desespera porque no alcanzó el autobús que lo llevaba al trabajo, mientras algunos consideran muy difícil reemplazar un enchufe, cocinar o cortar el pasto, hay otras personas cuya rutina camina por el límite de lo heroico. El piloto de este helicóptero de la Fuerza Aérea danesa es de este tipo de personas. Su trabajo es peligroso en sí mismo, pero siempre hay una forma de volverlo más riesgoso aún. Por eso, esta hazaña se volvió viral.

En pleno Atlántico Norte, cerca de las Islas Feroe, este piloto se encontraba probando las capacidades del helicóptero Seahawk MH-60R. La prueba de fuego para el conductor y la aeronave fue un aterrizaje en la cubierta de un barco. Las condiciones, lo verán en el video, eran más que adversas, con lluvia, un mar picado y una embarcación que se movía demasiado. Pero el soldado salió más que airoso tras algunos intentos.

El video fue publicado en el Fanpage de la Fuerza Aérea danesa y dejó a todo el mundo boquiabierto. Así que, Deal with it...

deal-heli