Digámoslo de esta manera: si tu lunes comenzara de esta forma, en el típico local donde compras tu rutinario café para llevar, estamos seguros que tendrías un excelente día. Si fuera un viernes, sería el inicio de un fin de semana inolvidable.

No tenemos dudas. No estarías en la fila mirando tu smartphone, ni la lista de precios, ni los muffins más caros de la historia de la humanidad. De seguro estarías observando a esa sexy barista que te atiende desnuda. O algo así… En realidad, en modo cuerpo pintado. Probablemente, se te quitaría el frío, la ciática, el dolor al cuello y todos tus males.

¿Dónde está el café? Ahí está la mala noticia: el local -llamado “The Natural Bliss Café”- fue una campaña de Nestlé para su producto Coffe-Mate, la clásica crema en polvo que puedes echar a tu taza de grano. Para crear impacto, pusieron a todos los dependientes, hombres y mujeres, sin ropa y apenas cubiertos con pintura.

natural-bliss2

¿La reacción de la gente? Bueno… a varios les costó mucho concentrarse en su pedido. Era que no, ese día se tomaron el café más caliente de Nueva York como muestra este video.