HAL 9000, la super-computadora de la película “2001, La Odisea del Espacio”, no sólo podía seguir órdenes, sino que también era capaz de interpretar emociones humanas y razonar de manera inteligente. Apreciaba el arte (por ende, entender sobre conceptos sofisticados como la belleza) e incluso podía expresar sus propios sentimientos.

En un mundo que sigue soñando con la esquiva IA, lo más cercano que tenemos a este referente cinematográfico son los asistentes virtuales como Siri (Apple), Echo (Amazon), Google Assistant y Cortana (Microsoft). Todos ellos programados para entregar datos extraídos de la nube y hacer un poco más simple tu día a día. Todos programados, también, para tener algunos destellos de humanidad por aquí y por allá o hacerse los simpáticos con alguna frase fuera de libreto.

Sin embargo, no hay nada más humano que el sentido del humor y, por ese motivo, el actor y escritor Brent Rose quiso someter a los asistentes virtuales a una prueba complicadísima: evaluar, con una audiencia humana, cuál de ellos tenía el mejor “sentido del humor” o había sido mejor programado para contar chistes.

Rose le pidió a cada asistente que contara sus chistes, eligió los mejores de cada uno y se fue a probar cómo funcionaban esos chistes en un local especializado en stand-up comedy. Para que se hagan una idea, iba premunido de bromas como estas, algunas solo comprensibles en inglés por el juego de palabras involucrado:

¿Por qué los hombres-rana se lanzan hacia atrás para salir del bote? Porque si no hacen para adelante, seguirían en el bote.

What do the puppy wanna be when he grow up… A barkeologist

What is the best part of living in Switzerland. I don’t know, but the flag is a big plus…

The electron ask photon: Do you pack your suitcase? The photon responded: No, I traveling light…

¿Cuáles fueron los resultados? Desastrosos. Si la gente hubiera tenido tomates, los hubiera lanzado, de seguro. Sin embargo, algunos de los asistentes virtuales tuvieron mejores resultados, así que conozcamos quién es quién en esta batalla, desde el menos gracioso al que arrancó algunas risas:

4º SIRI

Mal. Aburrido como bailar con la hermana. Probablemente Steve Jobs se hubiese tapado la cara de vergüenza.

3º ECHO

Tenía un par de buenos chistes, pero la mayoría de ellos eran malos. A pesar de eso, este asistente tiene un gran potencial, ya que se puede programar para que cuente cualquier tipo de bromas.

2º CORTANA 

Bien, dentro de lo mal que les fue a todos…

1º GOOGLE ASSISTANT

El ganador. Fue el que tuvo las risas más prolongadas.

Si quieres ver toda la prueba, acá tienes el video completo.