En serio, antes de leer debieras buscar un par de pañuelitos desechables, porque esta historia te hará llorar, tal como lo hiciste en Toy Story 3 o la muerte de la mamá de Bambi.

¿Listo?

Bueno, la historia habla de dos labradores -Cookie y Stitch- quienes comparten un plato de comida todos los días. Luego, Stitch muere y Cookie hace algo que deja a sus dueños con el corazón partido entre la tristeza y la ternura.

He aquí el tuit del dueño de los perros:

Los que saben inglés seguramente ya secan sus lágrimas. Para quienes no lo hablan, aquí la traducción:

“Tenemos solo un bol de comida para mis dos labradores y mi perro Stitch entrenó a mi perra, Cookie, para comer solo la mitad del plato. Así, desde que era muy joven, ella sabía que debía dejar la mitad para que Stitch también pudiera comer (a él le gustaba estar seguro de que ella comiera).

Pero Stitch ha muerto, recientemente, y esta es la primera vez que Cookie come sola.

Desde que Stitch murió le he dado a Cookie menos comida y un día antes de ir a la cama fui a chequear si había comido. Al hacerlo me di cuenta que ella había dejado la mitad de su plato para que Stitch también pudiera comer”.

😭😭😭

¡Nooooo! Cookie cree que Stitch todavía está vivo. ¿Estás llorando?

Por cierto, asumimos que la historia es real. De lo contrario, el usuario que posteó la historia no sería más que un maldito ente sin alma.

Y ya, sécate las lágrimas que hay que seguir trabajando.