Hace 104 años se vivió una de las tragedias más grandes del mundo moderno. Porque aunque en realidad no iba ni Leonardo Di Caprio ni Kate Winslet dentro, el hundimiento del RMS Titanic se sigue recordando hasta nuestros días como un hecho inesperado, lleno de particularidades que lo hacen tan único como terrible.

El trasatlántico británico para pasajeros más grande de la época, el barco imposible de hundir se iba al fondo del mar una noche helada en el Atlántico después de chocar contra un iceberg. Se iba a pique bajo un cielo estrellado mientras la banda de músicos amenizaba el hundimiento tocando y los botes salvavidas se iban a medio llenar, con los ricos dentro mostrando que son privilegiados desde que el mundo es mundo.

La empresa Four Funnels Entertainment está desarrollando un juego llamado “Titanic Honor & Glory” y, en el marco de la promoción del juego, lanzaron un video que muestra en tiempo real el hundimiento del trasatlántico que iba camino a Nueva York. En poco más de 2 horas 40 minutos, los creadores del juego muestran cómo se desarrolló la tragedia con textos en inglés que indican lo que sucedió en esos momentos.

La verdad, ver toda la animación es un desafío a la paciencia. No hay gritos destemplados en la punta del barco, no hay bailes en las recámaras de los pobres, no hay historia de amor, ni dibujos de desnudos ni manos resbalando por un vidrio empañado. Sin embargo, es un interesante material para recordar la tragedia con datos fidedignos y de cerciorarse de que en poco más de 100 años no hemos cambiado casi nada como humanidad.

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.