Hay algo hermosamente aterrador en los tornados. Además de hacernos sentir unos tristes peleles que pueden hacer poco o nada ante las fuerzas de la naturaleza, también tienen un atractivo netamente visual, casi pictórico. Ver las nubes cambiar de color, ver los rayos, ver el remolino tocar la tierra es una maravilla. A menos que lo tengas frente a tu casa, supongo. A nadie le gusta tener un asesino frente a la casa…

Mike Olbinski es un cazador de tornados. Dedica varios días de su vida a perseguir estas tormentas y sus remolinos en Estados Unidos.

Este año 2017 trabajó desde el 28 de marzo hasta el 29 de junio persiguiendo estas formaciones nubosas arriba de una vieja camioneta Toyota 4Runner. Recorrió 10 estados y viajó más de 45 mil kilómetros para grabar en video de calidad 4K la belleza de las tormentas. Luego lo editó, le puso música y lo llamó “Pursuit” porque, a su juicio, “no puedes rendirte. Sigue persiguiendo, sigue persiguiendo. Lo que sea que es. Esa es la única manera de conseguir lo que quieres”.

Una verdadera lección de vida que compartió con el mundo para que todos quedemos atónitos con la belleza de estos fenómenos naturales.

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.