El paso del Hombre por la Tierra se nota. En la medida que vamos descubriendo formas más eficientes de hacer las cosas, todo lo que antes resolvía nuestros problemas hoy queda en la obsolescencia. De ahí a la basura hay un solo paso.

Sin embargo, hay algo de belleza en esas piezas antiguas. Probablemente sean sus colores, quizás sus medidores o esas letras usadas en las etiquetas de cada función, eventualmente son los colores utilizados, a lo mejor es esa hermosa ingenuidad de las cosas hechas para durar muchos años.

+Brauer, nombre artístico de Bruno Lefevre-Brauer, ha logrado ver esa belleza de las piezas y partes obsoletas. Con talento, dedicación, este diseñador gráfico francés, creó una serie de robots con llaves antiguas, botoneras de máquinas, pequeñas luces y tubos de metal. El nombre de esta colección: “Viva la Roboluciòn!”.

Brauer-robots-2

Cada una de sus creaciones es única, con un carácter propio y, por ende, requerían de un nombre propio. Así que sus 53 robots tienen nombres como Romeo, Balthazar, Quetzal, Anatole, Jake, Vladimir, Olga, Galectra. Puedes verlos todos en el sitio oficial del artista.

Brauer-vintage-robots
Brauer-robots-4

Cada uno de estas esculturas parece ser, como dice su autor, un manifiesto, una pieza poética de protesta contra el consumo masivo que nos ha traído el capitalismo.