Siempre es bueno tratar de ser una mejor persona. Ayudar a una abuelita a cruzar la calle o llorar con la película “Marley y yo”, por ejemplo, son una buena señal de que lo intentas.

Sin embargo, hay miles de otras formas para lograrlo y muchas veces requieres solo un cambio de actitud frente a la vida.

OK. Nos levantamos con espíritu zen y queremos compartirlo. Por lo mismo te dejamos 20 simples consejos para convertirte en un mejor hombre, en un mejor ser humano:

1

Usa ropa limpia. Idealmente después de una ducha. Todo se siente más ligero y fresco. No olvides llevar buenos calzoncillos y buenos calcetines. A la basura todo lo que tenga un hoyo.

2

Toma desayuno. Aunque sea una tostada con mantequilla y una taza de café. Anda por la vida con energía y no como un lánguido fantasma que caerá desfallecido en cualquier momento.

3

Saluda a la gente, recuerda sus nombres. Hazla sentir especial. No es necesario un abrazo, un high five ni hablar 10 minutos de los gatos que tu vecina tiene en la casa. Basta con un gesto.

4

Aprende a dar la mano. Si hay que saludar a alguien evita la mano de alicate o la mano de lechuga. Da un apretón firme, convincente, pero que a la vez sea gentil. No seas extremista.

5

Habla a los ojos. Nadie, pero nadie quiere mantener una conversación con alguien que mira al suelo o a otros lugares donde no debes mirar demasiado. Transmite confianza.

155H

6

Haz ejercicios. Si el gimnasio no es lo tuyo, ni menos el crossfit, procura al menos andar en bicicleta o caminar 30 minutos diarios. Dale un poco de acción muscular a ese corazón.

7

Encuentra un pasatiempo. Soldaditos de plomo, estampillas, numismática, jardinear, convertirte en un fotógrafo. Así como trabajas duro, es bueno tener una válvula de escape, algo que relaje los sentidos.

8

Sé romántico. En tus metas, en tus ideales y con la mujer que está a tu lado. Ábrele la puerta, quítale el abrigo, regálale flores y dile que la amas con todo tu corazón. Si no la tienes, búscala.

9

Ten siempre tu billetera a mano. Es bueno portar tu identidad y también tu dinero, ojalá que no sea todo en tarjetas de crédito. Siempre es bueno tener algo de efectivo, de sentirlo real.

10

Lee más. Además del ejercicio físico es necesario entrenar tu cerebro. Lee el diario para mantenerte informado, lee las biografías de las personas que te inspiran, lee novelas que abran tu mente.

hombre romantico

11

Bebe con moderación. Evita ser el borrachito del grupo. Tú debes dominar al alcohol, no lo contrario. Lo ideal es hacerlo junto a amigos u otras personas. Trata de no hacerlo solo.

12

Paga tus deudas. Aunque a veces es difícil mantener el ritmo de pago, asegúrate de tener siempre cubierta las deudas que contraes. En lo posible no contraigas ninguna.

13

Ahorra. Si pagar las deudas es difícil, ahorrar es un paso más allá en el esquema. Pero debes hacerlo. Es bueno vivir el presente, mas es necesario tener un ojo en el futuro. Organiza tus finanzas.

14

No temas a hablar en público. Desarrolla el don de la palabra, perfecciona tu vocabulario y enfrenta tus miedos. Comunicar tus ideas en la oficina o en un brindis por tu mejor amigo no debieran ser un problema en tu vida.

15

Toma agua. Además de comer de manera equilibrada (no todos los días una pizza, no todos los días una ensalada), hidrátate. Es una forma de sentirse bien e invertir en tu salud a futuro.

103H

16

No hables por la espalda. Si tienes algo que decirle a una persona, hazlo cara a cara. Urdir tramas y propagar rumores en contra de otros es algo de la peor calaña.

17

Llama a tus padres. Si aún viven, hazlo al menos una vez a la semana. Escuchar sus voces es reconfortante. Si no están, busca a tu hermano o hermana.

18

Acepta tus errores. Es bueno recibir y adjudicarse elogios, pero llegada la hora debes reconocer que a veces no lo hiciste bien. Admitir la falla es el primer paso para mejorar.

19

Cumple tus promesas. Nadie te obliga a comprometerte a hacer algo, por lo que si una vez prometes hacer algo será mejor que lo hagas. Mantener tu palabra es clave en ser un mejor hombre.

20

Sonríe. Y llora. Expresa tus emociones. Vivimos en un mundo que nos lleva a reprimirnos y no es sano. La risa, sobre todo, contagia y hace ver las cosas siempre desde una mejor perspectiva.