Los mensajes de texto (SMS o vía WhatsApp) están validados como una forma de comunicación. Ya sea porque eres tímido, porque estás en medio de una reunión, porque son más baratos que una llamada o tienes flojera de hablar, puedes usarlos para comunicarte con tu amiga o pareja para hablar de cualquier cosa. O de casi cualquier cosa, porque hay temas y situaciones en las que enviar uno puede ser la primera o última palada para sepultar una relación.

Aquí te dejamos 5 ejemplos de mensajes que no debes enviar.

1. Enviar un mensaje para cancelar una cita:

Si quedaron de juntarse en el cine a las 20:00 horas y surgió un inconveniente, lo peor que puedes hacer es escribirle minutos antes para avisarle que no vas. Eso no se hace: las chicas se preparan como con 3 horas de anticipación para una cita, incluso para juntarse contigo. Por último, en el caso de que te hayan llamado urgente para completar en el equipo de fútbol de un amigo, ten al menos la decencia de llamarla.

2. Enviar un mensaje en la madrugada a la EX:

Asume, ya la perdiste. Ya no sirve que le escribas ni la llames a altas horas de la noche, cuando ella está durmiendo, para darte cuenta de tus errores o decirle que la quieres. Y menos aún si estás pasando por la etapa melancólica de la borrachera. Estrictamente prohibido enviarle esos mensajes de madrugada a menos que quieras enterarte que está encamada con su nueva conquista, alguien que lo hace mejor que tu.

3. Preguntarle ¿qué llevas puesto?

Esta pregunta es solo sexy en las películas. En la vida real no hay nada más desubicado que hacerle estas preguntas por SMS. Primero, porque puedes encontrarte con la sorpresa de que lleva calzones de abuelita, se puso una máscara de Palta-Greda-Miel o anda con una camiseta manchada y llena de agujeros. Segundo, porque hay preguntas más inteligentes que hacerle y la inteligencia es sexy.

4. Escribirle que te llame porque tienes poco saldo

No necesitas aparentar que la vida te sonríe en lo económico para lograr que esa chica se fije en ti. Ellas no son materialistas y si le gustaste, saldrá contigo sin importar que no tengas ni para comprar un chicle. Pero tampoco te tires al piso. Si quieres hablar con ella, al menos ponle créditos a tu teléfono. Demuestra interés.

5. Declararse o pedir matrimonio

Si no tuviste hermana, ni mamá, ni tías, ni compañeras de colegio o de trabajo y provienes de un repollito, te contamos: No hay nada menos romántico que una declaración de amor por mensaje de texto. Y peor si esa declaración pretende convencer a tu novia de pasar el resto de los días contigo (o al menos, el mayor tiempo posible). Nadie te pide que hagas un flahmob para sorprenderla, pero ponle un poco de onda y no envíes tan importante pregunta en un SMS. Y trata de tantear el terreno para que no recibas un NO como respuesta.

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.