Quizás estabas viviendo dentro de un Tupperware y descubriste la semana pasada que ese gusto por lo vintage, la música indie, los libros en papel y tu odio por lo mainstream tenía un nombre y todo un look asociado. Quizás porque viste nuestro artículo sobre el nuevo tipo de hombre que habita en la sociedad occidental que se llama “Lumbersexual”. Eventualmente, porque estás de vacaciones y lo último que quieres tener en la mano (además del mouse) sea la afeitadora.

Razones para dejarse la barba sobran. Pero… ¿en verano? ¿Con treinta y tantos grados de calor?

Si, en verano. Aunque parezca que dejarse crecer el vello facial es algo más asociado al invierno, cuando el pelo sirve para afrontar las bajas temperaturas, en temporada estival la barba también puede tener su espacio en tu cara.

Por eso, cuando tus amigos empiecen a tildarte de loco por empezar en esta época, cuando el calor arrecia, cuéntales los enormes beneficios para lucir una frondosa barba en cualquier época del año. Incluso cuando caen los patos asados.

 

1. Protección UV

En verano, este es el mejor justificativo. Si te carga andar cremoso por la vida, pero debes enfrentar el sol en la calle, una excelente razón para usar barba en verano es su indiscutible protección contra los rayos UV.

Un estudio de la Universidad de Southern Qeenland indica que el vello facial es capaz de bloquear hasta un 95% los peligrosos rayos ultra-violeta, que son los causantes de las formas más comunes de cáncer a la piel. Importante: en los hombres, estos tumores suelen aparecer en la cara, cabeza o cuello.

Si eso no es razón suficiente, acá va otra. El sol es responsable del 90% de los signos de envejecimiento.

 

2. Humectación natural

La cara tiene glándulas sebáseas que se transforman en un mecanismo de humectación propio del cuerpo: segregan aceites que mantienen tu piel humectada.

La barba evitará que el roce saque esa humedad de tu piel. Además, una barba abundante protegerá tu cara del viento cálido y, como consecuencia, tu piel estará menos seca.

 

3. Trampa contra alérgenos

Polvo, semillas de plátano oriental y pasto vuelan por el aire y van a parar directamente a tus narices. Afortunadamente, al interior de ésta hay vello que actúa como un filtro para que estos causantes de alergia no pasen en abundancia.

Tu barba va a actuar de la misma manera, según Clifford W. Bassett, especialista en alergias y asma. Porque además de migas de pan y pelusas, va a atrapar todos esos agentes que irían a parar directo a tus pulmones. Mientras más frondosa sea tu barba, más va a filtrar.

Si te dejas crecer la barba como un filtro anti-alergia, debes lavarla frecuentemente. No hagas como con el filtro de aire de tu auto, que no lo limpias nunca.

 

4. Adiós espinillas

Si tienes un problema de acné, buenas noticias. La barba no solamente ayuda a esconder las espinillas, sino qiue las previene.

De acuerdo a la dermatóloga Shannon C. Trotter, del Ohio State Wexner Medical Center, “el acné y la foliculitis son frecuentemente el resultado de afeitarse”. Y añade que las hojas de afeitar, además de irritar la piel, “pueden esparcir bacterias y provocar una infección del folículo piloso”.

 

5. Masculinidad

El verano es sinónimo de más piel, de mayor relajo y apertura. O sea, las hormonas andan a full. Buen momento para encontrar a la pareja soñada, la compañera de aventuras, la madre de tus hijos.

Pero el “mercado del amor” está lleno de posibles candidatos para capturar el corazón de una fémina y, como dicen los que se creen gerentes generales o los que han participado de demasiados seminarios, “hay que diferenciarse”.

Digámoslo directamente: la barba es atractiva. No lo decimos nosotros, lo dicen las mujeres. Un estudio publicado en Evolution & Human Behavior indica que las chicas perciben a los hombres con barba como más masculinos y, eventualmente, más atractivos. “Material para esposo”, dirían algunas.

De acuerdo al estudio, las mujeres consideran más atractiva una barba de 10 días.