Con 27 años en la espalda, que no es mucho, Hugh Hefner había probado un par de veces a la vida sin mayor éxito. Era 1963, estaba casado y ahí, en la cocina de la casa de su madre, en Chicago, craneaba una nueva oportunidad. Con la ayuda de un par de amigos y 8 mil dólares en el bolsillo (600 suyos y mil de su mamá) se lanzó nomás. Su proyecto se llamaba Playboy, era una revista para hombres, y en su portada aparecía una mujer que había posado para un calendario, una tal Marilyn Monroe. Era diciembre y no había una fecha específica de impresión. Hefner no sabía si tendría la posibilidad de hacer una segunda edición.

En 2013, con varios altibajos, Playboy sigue en pie, al igual que su creador. Hefner está como tuna (tiene 87 años) y así lo ratificó en el inicio de las celebraciones que conmemoran las seis décadas de la revista. “Creé la revista con la intención de reflejar y e influir en el cambio cultural de Estados Unidos, así como también convertirse en la voz de los hombres sofisticados alrededor del mundo”, dijo. “Desde su comienzo, Playboy se ha erigido sobre la libertad de discurso, la libertad de elección y la libertad de prensa. Estoy muy orgulloso de celebrar este aniversario con una revista que continúa su misión de promover esos valores centrales”, agregó antes de liberar la edición aniversario de la publicación y que trae a Kate Moss en portada.

Playboy, con el tiempo, se ha transformado en un referente cultural. Más allá de las chicas de portada, más allá de los desnudos de páginas centrales, playmates que venden el concepto de la vecina de al lado y más allá del omnipresente logo del conejo. Si bien hoy su relevancia adelgaza, entre los 60 y los 90, el mundo pasaba en sus páginas. Miles Davis, Martin Luther King, Malcolm X, Fidel Castro, Bette Davis, Muhammad Alí, Jimmy Carter y John Lennon, justo antes de morir asesinado, son parte de larga lista de ilustres entrevistados.

Párrafo aparte para el talento en tinta desparramado por una serie de escritores y caricaturistas que hicieron fama o se consagraron con la revista. Ray Bradbury, por ejemplo, publicó su novela “Fahrenheit 451” de manera seriada. También escribieron Norman Mailer, Doris Lessing, Ian Fleming, Andy Warhol, John Cheever, Kurt Vonegut, entre otros. Las mejores plumas inglesas del siglo XX. Un lujo que casi nadie puede contar.

Y como decíamos un montón de letras atrás: las mujeres más guapas del planeta. Chicas comunes y corrientes, y chicas con que la industria del ocio nos hizo soñar una y otra vez.

Aquí, un breve homenaje a las más de 700 ediciones de la revista:

60 famosas en la portada de Playboy