Los días se alargan en el hemisferio sur y la presencia del sol empuja a la sed. Justo ahí, en ese desigual contexto, aparece la reina cerveza, lista y dispuesta para despedir una agotadora jornada laboral o para celebrar la alegría de un fin de semana junto a los amigos.

La cerveza es una diosa a la cual muchos veneran como si fuera la mujer más hermosa del mundo, una diosa cuyos jugos refrescan las gargantas más secas y que alimentan el espíritu del jolgorio.

Si conoces a alguien que expresa un fanatismo exacerbado por el lúpulo, un miembro de esta secta, deberías tomar nota y pensar que quizás un buen obsequio de cumpleaños o de navidad para esta persona es algo relacionado con este noble líquido.

XY te presenta 7 regalos perfectos para los fanáticos de la cerveza.

Kross

Variedad de Cerveza Kross.

1. Pack para degustar. El arroz es rico, pero aburre comerlo todos los días. Con la cerveza puede que no pase eso, sin embargo, nunca es malo atreverse con nuevos sabores, expandir horizontes y hacer crecer el conocimiento de tu paladar. Por lo mismo, si al frente tienes a un cervecero orgulloso de su ponchera y su religión, obséquiale un pack que contenga variedad. Rubias, rojas, morenas. De todo un poco. Algo de promiscuidad, en este caso, no hace ningún daño.

2. Tickets para un festival de la cerveza. Un amante del lúpulo no puede estar ausente de la mayor procesión en honor a ella. Octubre es el mes de la cerveza y la cumbre máxima es Oktoberfest, en Alemania. Como no todos pueden ir allá, varios países realizan versiones locales del evento. Un ejemplo es el Festival de la Cerveza que se realiza a partir de este 24 de octubre en Chile. La experiencia ha sido más que positiva y ver a un fanático de este manjar líquido en un Oktoberfest, es como ver un chanchito en el lodo. Felicidad elevado a la máxima potencia. 

Chillsner2

Mantiene helada tu cerveza.

3. Chillsner. Hay momentos en que el esnobismo se debe dejar en la casa y lo único que se necesita es una cerveza helada para matar el calor. El sol, eso sí, más la temperatura ambiente de la mano a veces juegan en contra de ese deseo y lo único que hacen es calentar la botella o el vaso shopero. Una solución a ese terrible drama es Chillsner, un fierro de acero inoxidable que actúa como un efectivo congelante. Su uso es simple y lo explicamos en este sencillo paso a paso:

  • Introduce el Chillsner en un refrigerador durante 45 minutos para activar sus propiedades.
  • Toma un poco de cerveza para evitar que se rebalse el contenido.
  • Introduce el Chillsner en la botella, cuidadosamente, para que la cerveza no se suba.
  • Sella la botella apropiadamente.
  • Disfruta de tu cerveza helada, sin temor a que se caliente.

¿Fácil? Si no entendiste, la modelo de abajo te lo explica. Regala un chillsner.

Chillsner