Aunque intentes convencerte, una y otra vez, con la idea de que la juventud es una cuestión de espíritu más que de edad, lo cierto es que hay momentos en la vida en los que debes saber retirarte y dejar camino a las nuevas generaciones.

¿Un ejemplo? El instante en que debes asumir que eres demasiado viejo para salir a bailar, mi amigo.

Puede que no lo tengas internalizado, pero las noches de disco/club/lounge poseen una fecha de vencimiento. Al menos, según un estudio de los británicos de Currys PC World, que fija ese momento cuando cumples 37 años.

Si eres un alma libre seguramente estás pensando WTF, pero la verdad es que la misma investigación descubrió que el mundo está lleno de amargados personas que a los 31 años prefiere las bondades de una noche en el sillón de su casa que ir a bailar “Despacito”.

La decisión también pasa por evitar situaciones como:

  • Vestirse y prepararse para una fiesta
  • Buscar a alguien que cuide a los niños
  • Enfrentar la resaca del día siguiente

“El estudio reconoce el hecho que llega un momento en que apreciamos más la comodidad de nuestra casa sobre la frenética vida social y que a veces es todo un rollo hacer de mariposa social en fiestas y salidas”, dijo Matt Walburn, director de comunicaciones de Currys PC World.

Ahora, ¿qué hace la gente cool que se queda en la casa? Mira Netflix, revisa el Facebook como sicópata o se pone a usar otras redes sociales.

Qué bello es vivir.

 

Sobre El Autor

Dígale Licenciado. Quintanormalino, puentealtino, providenciano y cantabridgian.