¡Cómo cuesta empezar el año!

Aunque muchos tuvimos un día de descanso después de la fiesta de Año Nuevo, nunca es suficiente para recuperar energías y poner el cerebro a trabajar. Se requiere una ayuda adicional.

Ahí es donde el café se transforma en nuestro aliado para empezar el día laboral y, por eso, hoy te presentamos una cafetera que está dando que hablar. Se trata de la Aeropress, un aparato para preparar “café a presión” o, como se conoce también, “french coffee”.

¿Qué es lo que hace tan llamativa a esta cafetera? Muchas cosas:

  • Es barata: puedes comprarla en Amazon por solo US$26,85. También en el sitio oficial, aunque un poco más cara. Otra ventaja es que los filtros son económicos y podrás comprarlos en Amazon por US$ 3,99.
  • Es muy fácil de usar: Si sabes meter cosas dentro de un bolso, si sabes apoyarte con tu mano en una mesa, entonces sabes como usar la Aeropress.
  • Es fácil de limpiar: Sólo eliminas el filtro, enjuagas y listo. Nada de andar limpiando el jarro como las cafeteras automáticas.
  • Es muy portátil: su tamaño la hacen perfecta para llevar al camping, a la oficina o a un viaje.
  • Es versátil: Existe una amplia variedad de recetas para preparar café, con diferentes combinaciones de granos, tiempo y agua. Esta máquina las soporta todas.

Los fabricantes de Aeropress dicen que es una maravilla que prepara un café más suave, más rico, más puro y de forma más rápida que otras similares. Y lo mejor es que está fabricada con un plástico que no contiene BPA ni ftalatos, por lo que su uso es seguro para el consumo de café.

¿Cómo preparar un buen café con esta máquina?

Una de las recetas más simples para preparar café con tu Aeropress es esta:

  • Consigue café molido. Debe tener la consistencia de la arena. Es decir, ni muy gruesa ni muy molida. Si compras café en Starbucks, por ejemplo, pídeles que lo muelan para máquina de presión.
  • Calienta agua a 85º. Recuerda que el café no se toma con agua hervida. Eso es para amateurs.
  • Prepara la máquina y el fitrloMoja la Aeropress y su filtro con agua caliente y manténlos un rato para que tomen temperatura:
  • Coloca el filtro en la Aeropress y pon dentro de ella 17 gramos de café. Lo ideal es que cuentes con una pesa, sino… al ojo no más.
  • Échale suficiente agua para cubrir el café que está en la máquina, bate suavemente para que se mezclen y espera 35 segundos.
  • Pon el agua restante, apoya la Aeropress sobre la taza.
  • Empieza a presionar: debe hacerse de manera constante y firme, pero suave. La idea es evitar romper la taza.

Si sigues estos pasos, te aseguras un gran café para empezar la mañana.