Hacer fuego, además de requerir de una gran responsabilidad, necesita de técnica. Sea para cocinar en el camping, iluminar nuestra carpa, hacer un asado o reunir a un grupo de improvisados cantantes, hacer una fogata no es llegar y acumular un grupo de palos y tirarles combustible encima.

Si eres amante de la vida al aire libre y el fuego es necesario para disfrutarla, para estas o tus próximas vacaciones considera la compra de Burnie: la hoguera portátil fácil de encender y de madera 100% natural.

Esta fogata-para-llevar tiene enormes ventajas si eres de los que les gusta cocinar como lo hacían los antepasados. Está hecha totalmente de madera de aliso (alder), tanto los bordes como el carbón que trae incorporado.

burnie-grill-2

Además tiene un material de fácil combustión en el centro, por lo que necesitarás solo un fósforo para prenderla y no vas a tener que usar combustibles que arruinen el sabor de la comida. Así que podrás asar carne, cocinar pescado o unas vienesas sin riesgo para tu salud.

Lo mejor es que no requiere efectuar una sofisticada limpieza luego de usarla. Burnie se quema por completo y se transforma en livianas cenizas que se esparcen en la tierra sin riesgo.

Burnie viene en dos tamaños: grande y mediano. Ambos caben perfecto dentro de la mochila, por lo que puedes llevarla contigo sin complicaciones. Duran 2,5 horas y 1,5 horas prendidas, aproximadamente, lo justo para cantar varias canciones de Silvio y Sui Generis en la playa, alrededor de la fogata.

burnie-grill-1

 

Puedes comprar esta hoguera portátil en el sitio oficial de Burnie. El tamaño grande cuesta US$ 14,95 y el mediano se vende por US$ 12,95.

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.