Gas y carbón. Dos mundos que parecen irreconciliables al hablar de parrillas.

Hay partidarios acérrimos de ambos, algunos realmente fanáticos. Pero para el común de los parrilleros, aquellos que se toman esto de los asados como una actividad en donde no se juega el futuro de la humanidad, suele ser difícil decidir. Está claro: lo práctico y fácil del gas contra el sabor inconfundible del carbón.

Pero… ¿Y si existiera algo que combinara los dos mundos?

Tranquilo, Giro Sintornillos. No corras a patentar el producto porque ya existe. Se llama Kalamazoo Hybrid Grill y es la combinación perfecta entre una parrilla a gas y una a carbón.

kalamazoo-wood-fired-grilling

La Kalamazoo Hybrid es esencialmente una parrilla con quemadores a gas que además puede funcionar con carbón y leña. Si quieres cocinar con gas, el cajón que está debajo de la parrilla funcionará como un difusor de calor que servidrá para preparar con facilidad tu comida.

Si eres de los que creen que la carne se cocina con leña, deberás colocar la madera en el cajón difusor y aparecerá la magia y el sabor único de la carne cocida como antaño. Cambia los palos por el carbón y vas a disfrutar los aromas de septiembre saliendo de tu parrilla.

Si eso no basta, afírmate: la parrilla viene además con un ahumador incorporado.

Hay un único inconveniente: lucir esta belleza en su patio no es barato. Pero si tienes unos US$ 1.200 que te sobren por ahí en tu billetera, no hay nada mejor que una inversión como esta para quemar el asado con estilo.